“Feijóo no tiene un proyecto de país. es como Rajoy, sólo tiene medidas paliativas”

- Con raíces gallegas, concretamente sarrianas, ¿qué recuerda de su infancia en Galicia?
- Muchas cosas. He venido  muchas veces a Foz y a Sarria, más de paso a ver a la familia. En Foz he pasado veranos completos hasta los 15 años.
- ¿Qué se llevaría para Valladolid de Galicia?
- Un bosque de carballos y un poco de mar
- Hijo y nieto de militantes socialistas, ¿cómo ha cambiado el partido socialista a como lo recuerda cuando era niño?
- No ha cambiado gran cosa, un partido muy vivo, partido a la división y al conflicto, pero sobre todo un partido al lado de las necesidades del país y de la gente de este país. 
- Su Gobierno llevó a cabo una de las primeras remunicipalizaciones de agua en el pasado mes de julio,  un proceso que duró dos años y en el no tuvo en ningún momento el Estado a favor, ¿cómo fue el proceso?
- Es largo de explicar. Partíamos de una situación especial. El contrato finalizaba el 1 de julio de 2017, lo que nos permitió tener dos años para prepararnos. El uno de julio empezó el nuevo servicio, luego de todos los procedimientos judiciales que nos interpusieron y que ganamos todos. Eso significa que hicimos las cosas bien, en dos años, con mucho rigor y trabajo. Yo les diría a los ayuntamientos que nuestra experiencia es buena y estamos muy contentos.
- ¿Cómo lleva la portavocía del PSOE nacional?
- Lo primero que me importa es la Alcaldía y, luego de tres meses acoplándome,  ahora estoy muy a gusto. Me tuve que acoplar a la prensa de Madrid, que fue muy complicado.
- ¿Qué pensó cuando se decidió facilitar el Gobierno a Mariano Rajoy?
- Lo que la inmensa mayoría, que fue un desgarro muy grande  facilitar un gobierno por la puerta de atrás y echando al secretario general por  alguna contrapartida. Es imposible hacerlo peor, fue muy duro y posterior
mente los militantes lo expresaron en las primarias.
- ¿Cómo se ven desde Valladolid las políticas llevadas a cabo por Feijóo en la Xunta? ¿Cuáles son sus aciertos? ¿Qué cambiaría?
- La verdad, la conozco poco y en estos días te haces una idea. El problema de Feijóo es  que no tiene un proyecto de país, no hay una estrategia para Galicia. El sector ganadero  y el rural se están despoblando y no están trabajando en medidas estratégicas para solucionarlo. Es un caso muy parecido al de Rajoy, no hay medidas estructurales, solo paliativas
- ¿Volverá a presentarse otra vez a las elecciones como alcaldable de Valladolid?
- Si, lo tengo muy claro. Mi proyecto no se hace en una legislatura. Tenemos que seguir mejorando Valladolid.
- ¿Ve opciones de que Castilla y León tenga  en las próximas elecciones un presidente socialista?
- Es probable. Ya en las pasadas estuvieron a punto y ahora el PP está desnortado luego de la renuncia de Herrera. Y nosotros lo estamos haciendo muy bien en la oposición, como en muchos ayuntamientos. La gente se está fijando en nuestra gestión, que está siendo muy positiva para los ciudadanos.
- ¿Cómo ve el panorama político gallego de cara a las próximas elecciones municipales de 2019?
- Aunque desde la distancia lo veo positivo, el PSOE está despuntando para arriba. Y luego del nuevo secretario general, Gonzalo Caballero, y de los nuevos secretarios provinciales,  pasados estos procesos la gente se va poner a trabajar y a sumar. No podemos seguir restando y todos juntos sumamos más. Y algo importante también es que la gente valora a los que trabajan, como Lara Méndez o Pilar Yáñez, y va castigar a aquellos partidos que lo único que hacen es poner trabas y zancadillas a todo, como les pasa en Lugo o en Sarria, que intentan que los contrincantes políticos no prosperen y lo que hacen es que el pueblo no vaya a mejor. Eso la gente lo va penalizar.